OBEY: un “gigante” del Street Art en Málaga

Obey_en_el_Soho_Málaga_Amanda

El Street art es una corriente artística cada vez más potente alrededor del mundo y en Málaga, está “cogiendo impulso”, ¿sus principales exponentes? Artistas jóvenes que utilizan este medio con un lenguaje muy irónico, claro, y sin tapujos.

Uno de sus máximos representantes es Shepard Fairey, reconocido en todo el mundo como OBEY, al que tuve la suerte de ver en persona en 2015 durante la inauguración de su exposición en el CAC Málaga. Simultáneamente al paso de Obey en Málaga, tomó forma el proyecto MAUS (Málaga Arte Urbano Soho), que surgió con la idea de convertir el barrio en una zona cultural y atractiva para el arte. Participaron artistas procedentes de todas las partes del mundo, y transformaron, a través del Street Art, el Soho de Málaga, uno de los “barrios de moda” de la ciudad, en un museo al aire libre.

Obey en París
Obey en París

Conociendo a Obey.

En Málaga tuvimos la suerte de tener la mayor retrospectiva de OBEY en el mundo con 346 piezas y su primera exposición en un museo en España. Esto supuso un nuevo momento en el arte ante el que no podemos “cerrar los ojos”.

Hasta ese momento, no sabía que Shepard Fairey, diseñador gráfico, ilustrador, con su propio merchandising… era, además de un artista polivalente, uno de los artistas urbanos más cotizados y reconocidos del mundo.

Siguiendo la estela de Warhol o Dalí, Shepard Fairey tiene múltiples facetas: artista, creador, crítico… incluso, ha puesto a la venta su marca como un producto más de la sociedad de consumo.

Puede ser que sin saber quién es Obey reconozcas sus pegatinas (stickers) de André el Gigante  (influenciado por el cartelismo soviético y el arte pop) o los carteles fijados de forma masiva por toda la ciudad con frases como: Piensa y crea, imprime y destruye. Uno de sus momentos claves fue el lanzamiento de la campaña Hope, en apoyo a Obama, en 2008, donde, con una sola palabra, y con un icónico poster en rojo, azul y blanco (colores de la bandera estadounidense) cautivó a todo el mundo.

Obey_André_el_gigante
Obey y André el gigante
ShepardFairey_Hope_Obama
Shepard Fairey con su cartel icónico, Hope, de Obama.

Por aclarar, no debemos olvidar que el equipo de Obama rechazó siempre cualquier tipo de relación con el artista, sin embargo; cuando el presidente ganó las elecciones se le hizo llegar una nota de agradecimiento.

Fairey es un creador polémico y su situación es controvertida alternando los trabajos con grandes marcas publicitarias y los de carácter altruista con carácter social/político o sus detenciones por actos “vandálicos”… Se cuestiona continuamente el papel del artista, por ello es curioso que fuera uno de los primeros grafiteros que consiguiera exponer su obra en un museo, pues no debemos olvidar que los artistas urbanos fueron pioneros en “descolgar” el arte de las paredes de los museos y sacarlo a la calle, donde fachadas y muros se convertirían en los nuevos lienzos de mensajes que, como un “banner”, impacta en la mirada y la conciencia del espectador.

Los murales de Obey en Málaga.

Este concepto “banner” es exactamente lo que ocurre en Málaga, en los aledaños del colegio García Lorca, con la obra Paz y Libertad. Sus impresionantes medidas (8 x 30m) lo convierten en un imprescindible en cualquier visita por Málaga. De hecho, en varias ocasiones, y junto a la obra de otro gran referente mundial del Street Art, D*Face, ha aparecido en los spots creados por el Área de Turismo de la Junta de Andalucía como uno de los elementos que identifican a Málaga (junto al sol, la playa, Picasso, etc.) como símbolo de modernidad.

Este trabajo de OBEY (el más grande, hasta ese momento, realizado por el artista) nos presenta a su mujer, Amanda, como protagonista absoluta.

Obey_en_Málaga_explicando_sus_murales
Explicando los murales de Obey y D*Face en el Soho
Obey_en_el_Soho_Málaga_Amanda
Amanda, la mujer de Obey, en el Soho de Málaga.

Las palabras “paz y libertad” se encuentran también en inglés Peace and Liberty para no dejar lugar a duda sobre el mensaje universal que nos quiere transmitir y al que ya hizo referencia en el Muro de Berlín.

Como dato curioso, en un principio la obra se iba a llamar “Paz y Justicia” de ahí la alusión a su representación iconográfica: una balanza. Sin embargo, condicionado por uno de los principios que le imponía el MAUS, “mensaje optimista y positivo”, decidió cambiar justicia por libertad.

Pero, ¿por qué utiliza el rostro de su mujer? El uso de la iconografía femenina es algo constante en la historia del arte, con ella se hace alusión a la fortaleza, constancia, esfuerzo y lucha. Sin embargo, añade una característica particular y son los rasgos mediterráneos de la modelo que lo difuminan y mezclan con el entorno.

En palabras del propio artista: “creo que son las mujeres las que con frecuencia mantienen la paz y, con está, la familia, la comunidad y la armonía. Así que, esta mujer es alguien que lucha por la paz y la justicia”

En la imagen podemos encontrar elementos que nos sirven para identificar su obra en cualquier parte del globo, auto propaganda y afianzamiento de su figura a través de símbolos y monogramas, por ejemplo… la estrella con “su cara”, etc.

Este no es el único ejemplo que nos ha dejado en Málaga Shepard Fairey, en pleno centro de SOHO (cerca de la c/Tomás Heredia) está la obra titulada Mujer fatal, donde predomina el uso del rojo, el negro y el blanco, donde usa la belleza femenina como icono de revolución (dejando entrever la admiración que le supone).

MujerFatal_Obey_Soho_Málaga
Mujer Fatal de Obey en el Soho – Málaga.

La huella de Obey en el Soho.

Para terminar, no debemos olvidar las caras de André el Gigante, que podemos encontrar en calle Casas de Campos, calle Simonet y, justo en la fachada de The Place Soho. Estas son realizadas con plantillas que facilitan su reproducción. Pese a que comenzó usándolas como un juego, pronto se dió cuenta de que para la gente era algo fácil de identificar y relacionar con su figura, así que pasó a ser su tag y su manera de recordarnos: Yo estuve aquí.

Obey_en_Malaga_André_el_gigante
Obey (André el Gigante) en C/Casas de campos, Soho, Málaga
Obey_The_place_Soho_Málaga
Caras de Obey en “The place Soho”

Ahora ya que conocéis a Obey, podemos plantearnos la siguiente pregunta, ¿qué repercusión o importancia ha tenido su paso por la ciudad?

Lo que es seguro es que Obey ha situado a Málaga en el mapa del arte urbano mundial, siguiendo la estela de grandes capitales europeas como Berlín, París o Londres, que contaban con murales del artista.

Por otro lado, teniendo en cuenta que todo arte es político, tanto el crítico como el que mira a otro lado, no debemos olvidar que el Soho de Málaga es un ejemplo de “reclamo turístico” (lejos del origen natural y espontáneo) al que Obey llegó ante una página en blanco, más o menos consciente de la repercusión que iba a tener para la ciudad en cuanto a marca.

Lo que debemos plantearnos es si una ciudad se puede convertir en referente cultural sin ser lienzos en blanco para artistas o sede de museos franquicia como el Pompidou o el museo Ruso. Los malagueños deberíamos poder participar, crear y formar parte activa de todo este proceso.

Calendario de Reservas - Soho

octubre 2019
lunmarmiéjueviesábdom
30123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031123

Te puede interesar...

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad y cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?
Hello 👋
Do you need help?
Powered by